Redes sociales internas y transformación digital

Cada vez se habla más de redes sociales internas y transformación digital. El entorno de Internet ya llega a todos los ámbitos: modelos de negocio, procesos, enfoques, metodologías, cultura y filosofía… (entre otros muchos). Uno de esos ámbitos es lo que podríamos denominar “forma de trabajar” o procesos de trabajo en las organizaciones.

En ese terreno, los conceptos más escuchados son co-creación, colaboración, trabajo en equipo… En realidad no son conceptos nuevos, pero sí es cierto que el extraordinario avance de la tecnología (entendida también como innovación en procesos y enfoques) los ha colocado en el primer plano del análisis.

Y como exponente de esas nuevas formas de trabajar dentro de las empresas, las redes sociales internas y la transformación digital han cobrado un protagonismo especial. Ya hemos hablado antes de este tema aquí en otras ocasiones. Hoy queremos compartir algunas ideas sobre la forma de enfocar un proyecto de red social interna dentro de una compañía.

Optimización de las redes internas de una organización

Para ello, compartimos un documento que recoge algunas ideas estratégicas clave para aquellas organizaciones que, interesadas en redes sociales internas y transformación digital, desean trabajar también la parte relacionada con los procesos de trabajo y la comunicación interna.

En un mundo en el que comunicar bien fuera exige comunicar bien dentro, las redes sociales internas ayudan de forma evidente:

  • En primer lugar, son una nueva forma de entender el trabajo y las relaciones entre empleados: espacios de conexión y detección del talento, de co-creación, de gestión del conocimiento o de optimización en la gestión de proyectos.
  • En segundo lugar, son una metáfora de las intenciones de cambio: cambiar dentro para entender el cambio del ecosistema en el que operamos como organización. ¿Cómo si no entender al nuevo cliente o al nuevo ciudadano?

El documento que compartimos analiza los frenos iniciales que afronta este tipo de procesos de redes sociales internas y transformación digital (como miedo al cambio, falta de confianza, falta de tiempo, burocracia…), y también las claves estratégicas para que sea un éxito.

 

Resumen del documento sobre redes sociales internas y transformación digital

Así, el primer paso para optimizar el proceso de puesta en marcha de las redes sociales internas de nuestra organización pasará por superar estas barreras. Hay que cambiar el chip y crear espacios abiertos, naturales y transparentes, que estén integrados en el día a día de la compañía y que resulten útiles tanto a la empresa como a los empleados.

Además, estas redes sociales internas deben ser sencillas de manejar, simples e intuitivas. Por parte de la empresa, tampoco estará mal aportar formación e información constante a los empleados para el uso de estas herramientas. En esta fase también será necesario contar con la participación de la alta dirección, de tal forma que el ejemplo cunda entre el resto de trabajadores.

Insistir en la utilidad de esta red y en su conexión con los valores de la compañía es de vital importancia. ¿A qué nos referimos con que una red social interna sea útil? Nos referimos, claro está, a que aporte VALOR. Y cómo sabemos si aporta valor. Hazte estas preguntas: ¿la red interna aporta soluciones rápidas y de calidad a los problemas y dudas de los empleados?, ¿cuenta con información actualizada sobre la compañía?, ¿permite el contacto directo con personas y departamentos alejados? Si la respuesta es no, aún te queda un largo camino por delante.

De esta manera, si conseguimos que las redes sociales internas sean parte del trabajo diario del trabajador, evitaremos que estas sean percibidas como una pérdida de tiempo o una carga adicional de trabajo.

Puesta en marcha del proyecto

Una vez comencemos con el proyecto de redes sociales y transformación digital, deberemos tener claros los objetivos del mismo. Estos objetivos deben estar totalmente enfocados al negocio, estar bien definidos y, sobre todo, que sean medibles. Para ello deberemos destinar parte de los recursos a contratar a alguien que se dedique a la medición de estos KPI´s.

Pero ojo con intentar controlarlo todo. Las redes sociales internas de una empresa son un 50% estrategia y un 50% imaginación y creatividad. En definitiva: DESCUBRIMIENTO. Por lo que te recomendamos no obsesionarte con las jerarquías y los procesos. Sé natural y permite la colaboración abierta y transparente.

Además, tampoco debemos olvidar el papel de los dinamizadores, que ocuparán un papel crítico en esta estrategia de redes sociales y transformación digital. Serán necesarias personas que entiendan la misión y objetivos de cada grupo y se esfuercen por participar y aportar. Serán guías en las conversaciones, orientarán y darán apoyo, detectarán temas, tendencias, usuarios clave… en definitiva, serán los gestores de estas comunidades.

Esperamos que resulte útil en vuestras organizaciones si estáis pensando en iniciar proyectos relacionados con redes sociales internas y transformación digital. Léelo y empápate de todo.

Artículo escrito en el blog de socialnautas, consultora de estrategia digital enfocada hacia la mejora continua en diferentes ámbitos de las empresas mediante herramientas y estrategias digitales.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s